Consumo de fibra

Consumo de fibra

Artículo escrito por

Dra. Melissa F. Cowgill – Hinostroza

Medicina General

Miembro de American Medical Association (AMA)

Certificaciones ECFMG, BLS, ACLS


La Asociación Americana de Cardiología sugiere consumir un total de 25 a 30 gramos de fibras por día, sin embargo, se clarifica que dicho consumo debe ser desde su fuente natural. En los Estados Unidos de Norteamérica, el consumo de fibras en un adulto es de 15 gramos al día en promedio. Dichos resultados son alarmantes puesto que es menos de la mitad de lo recomendado.

El efecto más común de una dieta insuficiente en fibras es constipación1. Sin embargo, existen otras causas que deben ser investigadas; por ejemplo, insuficiente consumo de líquidos, poca actividad física, efectos secundarios de ciertos medicamentos, hipotiroidismo, desbalance hormonal, enfermedades del tracto digestivo, neoplasias entre otros.

Existen estudios que como el de Liu y colaboradores, que a través de una revisión sistemática y metaanálisis encontraron una asociación inversa entre el consumo de fibras con mortalidad a cause de enfermedades cardiovasculares y neoplasias2.

Meijer K y colaboradores estudiaron el consumo de altas dosis de fibras y encontraron una correlación con reducción en marcadores de inflamación plasmática. El incremento de butirato observado en personas con un consumo alto de fibras sería una causa importante para el efecto antiinflamatorio encontrado en dicha investigación3.

Dai Z y colaboradores, encontraron una relación inversa entre el consumo alto de fibras y disminución de síntomas de osteoartritis4.

Nilsson AC y colaboradores estudiaron la relación inversa entre granos enteros con el riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares. Nuevamente, los niveles altos de butirato fueron encontrados en plasma y sus efectos antiinflamatorios5.

El uso de laxativos como tratamiento de constipación ha sido usados y abusados. Muchos de ellos tienen reacciones adversas y contraindicaciones mínimas. Agentes no absorbibles como lactulosa tienen pocos efectos adversos. Laxativos osmóticos como Magnesio o fosfatos pueden ocasionar desbalances metabólicos especialmente en pacientes con problemas renales. Polietilenglicol es considerados inofensivos en pacientes con constipación crónica. Laxativos estimulantes tales como Senna y Bisacodilo pueden ser utilizados.

Muchas personas piensan que las frutas y vegetales son las fuentes más grandes de fibras. Dichos productos tienen un gran contenido de vitaminas, minerales y otros importantes componentes.  Sin embargo, los productos con mayor cantidad de fibras son las legumbres tales como garbanzos, lentejas, y granos enteros. El propósito de este artículo es concientizar sobre la importancia del consumo de fibras como preventivo y tratamiento de enfermedades. Para ello debemos desarrollar nuevas estrategias para incrementar el consumo de fibras en la dieta de nuestros pacientes. 


1Yang J, Wang HP, Zhou L, Xu CF. Effect of dietary fiber on constipation: a meta-analysis. World J Gastroenterol. 2012;18(48):7378-83.

2Liu L, Wang S, Liu J. Fiber consumption and all-cause, cardiovascular, and cancer mortalities: a systematic review and meta-analysis of cohort studies. Mol Nutr Food Res. 2015;59(1):139-46.

3Meijer K, De vos P, Priebe MG. Butyrate and other short-chain fatty acids as modulators of immunity: what relevance for health. Curr Opin Clin Nutr Metab Care. 2010;13(6):715-21.

4Dai Z, Niu J, Zhang Y, Jacques P, Felson DT. Dietary intake of fibre and risk of knee osteoarthritis in two US prospective cohorts. Ann Rheum Dis. 2017;76(8):1411-1419.

5Nilsson AC, Östman EM, Knudsen KE, Holst JJ, Björck IM. A cereal-based evening meal rich in indigestible carbohydrates increases plasma butyrate the next morning. J Nutr. 2010;140(11):1932-6.

No Comments

Post A Comment