Cuando Cupido dispara no entiende de edades

Cuando Cupido dispara no entiende de edades

Ayer me encontré con un colega llamado Óscar, de 55 años, y me comentó que viajaba a Miami al matrimonio de su madre, Ana, viuda de 78 años. Se iba a casar con Pepe, un cubano soltero de 75 años. Se habían conocido en el Club del Adulto Mayor de Miami. Mi amigo iba a ser el padrino que entregaría a la feliz novia al feliz novio.

Ya se ha escrito y dicho en innumerables ocasiones que para el amor no hay edad, y que cuando Cupido dispara sus flechas no mira edades. Pero la sexualidad en la tercera edad continúa siendo un tema tabú y muchas veces objeto de chistes crueles y dichos fuera de lugar.

El amor, cuando llega, debe ser bienvenido y aceptado por todos, sin juzgar a nadie, no importa la edad, las canas ni las arrugas en la piel. Ojalá muchas personas siga en el ejemplo de Pepe y Ana, que se dan una nueva oportunidad, pues la vida es una sola.

-Columna escrita por
Carlos Sandoval
Médico Geriatra

No Comments

Post A Comment