La diabetes y el adulto mayor

Mario (65) tiene sobrepeso. Con 90 kilos encima y 1.60 de estatura, un día empezó a tener mucha sed, tanto que despertaba a medianoche para beber agua. Orinaba mucho y notó que estaba bajando de peso. En la consulta le pedí algunos análisis, el diagnóstico fue «diabetes» (glucosa en 300).

La diabetes es una enfermedad que compromete todos los órganos y se caracteriza por la poca producción o ausencia de insulina, una hormona que favorece la captación de glucosa y genera energía para el funcionamiento corporal. Cuando no hay insulina la glucosa se queda en la sangre. Los síntomas son: polidipsia (mucha sed), poliuria (orina abundante), polifagia (gran apetito) y baja de peso. Entre sus consecuencias están: pérdida de la vista y amputaciones.

El nivel adecuado de glucosa (entre 90 y 110) se logra con dieta, ejercicios y las medicinas indicadas por su médico. Es importante el chequeo periódico del peso y la glucosa para descartar o controlar esta enfermedad.

Escribe:

Doctor Carlos Sandoval

Médico Geriatra

No Comments

Post A Comment